Lo más reciente

"Como el primer día"

Hoy doña Carmen y yo cumplimos 26 años de feliz matrimonio. Regresamos a Tampa, donde comenzó todo. A su elección almorzamos en La Pequeña Colombia en la Ave. Armenia, a unos pasos de la que fue nuestra casa y hogar. Que de paso, el restaurante también está cumpliendo 26 años desde sus inicios humildes en el mismo lugar. Hoy orgullo de la comunidad colombiana y de los hispanos en general.

Doña Carmen prefirió una "bandeja paisa", yo un sancocho de carne con mora en agua. Luego una vuelta por la que fue nuestra primera casa, que luce ¡tan abandonada! con la misma pintura de hace más de veinte años. Pasamos frente al templo de la Alianza en West Tampa donde hice mi primer pastorado en Tampa. Recordamos a don Guillermo y doña Librada que tanto cariño y atención nos dieron. Me tomé un buen café en La Teresita.

Recorrimos la calle principal de Ybor City. Recordamos nuestra primera cita en el Columbia, y la paella que los nervios no nos dejaron comer, ni llevar con nosotros. Hicimos memoria de nuestras rutas de periódicos, y reconocimos que a esta altura de nuestras vidas, y con el desarrollo asombroso que ha tenido Tampa, no podríamos volverlas a repetir.

Finalmente hicimos una larga travesía por la 60 hasta la 301 conectando con la 476 hasta la 41. Ahora ella disfruta sus series favoritas en la tv, y yo retrocedo en el tiempo escuchando a Piero.

Y para cerrar el día le tomo a Alberto Cortez la letra de una de sus mejores canciones para decirle: "Como el primer día te sigo queriendo."